5 MITOS DE LA TELEMEDICINA

La telemedicina se ha convertido en una herramienta para facilitar la comunicación entre pacientes y médicos al conectarlos en tiempo real.  Ahora, los profesionales de la salud pueden evaluar, diagnosticar y tratar pacientes utilizando tecnología como videoconferencia y teléfonos inteligentes, todo sin la necesidad de una visita en persona.

 

¿Alguna vez has estado enfermo, acostado en la cama y tienes que reponerte para ir al consultorio del médico? Probablemente hayas pensado: “Ojalá el médico pudiera venir a mi casa”. Debido a los avances de la tecnología, esto es una realidad posible, a través de la telemedicina, la mejor manera de conectar médicos y pacientes sin movilizaciones innecesarias.

En los últimos tiempos, la tecnología cambió la forma en las que nos comunicamos con nuestros amigos, familiares, como trabajamos, buscamos información y realizamos compras. Aún, con estos avances, muchas personas sienten desconfianza para acceder a las consultas médicas online, en lugar de las visitas personales al médico.

Si bien es cierto que depende el caso o condición de la persona es necesaria una visita al consultorio para diagnosticar una dolencia, hay muchas situaciones en las que una consulta médica online será oportuna y adecuada y, además le permite acceder a una atención médica desde la comodidad del hogar.

Quizás tengas algunas ideas erróneas sobre cómo funcionan las consultas médicas online. Hay muchos mitos que podrían crear dudas.

Aquí, abordaremos los mitos principales sobre las consultas médicas online y te explicaremos por qué la telemedicina es una excelente forma de acceder a los servicios de salud.

MITO 1: Las consultas médicas online, no es tan eficaz como la atención en persona.

HECHO: Los servicios de telemedicina pueden ofrecer acceso conveniente y de alta calidad a la atención médica. Al igual que las visitas personales al consultorio. La telemedicina no es aplicable para todas las situaciones. Pero hay muchos usos para esta tecnología que la hace una alternativa efectiva.

Las consultas médicas online, facilitan el diálogo abierto y de confianza con el médico. La mayoría de las plataformas de telemedicina, cuentan con una interfaz web o aplicación que facilitan el inicio de sesión y el uso de recurso de calidad para ayudar visualmente a comunicarse sobre lesiones y afecciones.

La telemedicina, también reduce el tiempo perdido en las salas de esperas y los desplazamientos y citas.

Si es una persona que acaba de ser diagnosticada con diabetes y necesita asesoramiento sobre el estilo de vida o sufre de depresión y necesita apoyo conductual, son escenarios como muchos más donde gracias a la telemedicina puedes obtener atención médica oportuna, también es de gran ayuda para los pacientes con afecciones crónicas, al permitir el monitoreo remoto y los controles regulares.

Si el profesional de la salud no puede proporcionar una atención óptima virtualmente, se remitirá a una consulta presencial. Si sus síntomas son alarmantes y el profesional médico determina que se trata de una emergencia, se lo dirigirá a la sala de emergencias más cercana.

MITO 2: La telemedicina es demasiado costosa.

HECHO: La telemedicina y otros servicios pueden ayudar a ahorrar dinero y al mismo tiempo ampliar el acceso a una atención médica eficaz. Al buscar un proveedor de telemedicina, puedes consultar los más rentables al comparar opciones basadas en precios, preferencias y servicios proporcionados.

La telemedicina es más accesible que nunca a medida que más proveedores evolucionan y adaptan tecnologías para satisfacer las necesidades del paciente a una distancia segura.

 

MITO 3: Es muy difícil.

HECHO: Hacer uso de una plataforma de telemedicina, es tan sencillo como chatear a través de una aplicación o hacer compras en línea. Plataformas de telemedicina como Medeconsult, son amigables e intuitivas. Solo debes ingresar y seguir las instrucciones paso a paso. También te alentamos a invitar a tu médico de atención primaria si él o ella no están en línea.

Al principio puede parecer extraño, pero muchas personas terminan prefiriendo las visitas virtuales.

MITO 4: La telemedicina no es segura y amenaza la privacidad del paciente

HECHO:  La preocupación con la mensajería instantánea y los canales de videollamadas, así como con el uso de las redes sociales, el correo electrónico y el teléfono para consultas es la falta de seguridad y privacidad.  Como es la preocupación común con muchos aspectos de la tecnología digital, a muchas personas les preocupa que la telemedicina ponga en riesgo su privacidad.

La información médica es un tema delicado, lo que significa que las personas están aún más ansiosas de que su privacidad se vea comprometida cuando se comparte digitalmente.

Pero, como es el caso con muchos aspectos de las redes en línea, la seguridad es una prioridad número uno. La telemedicina es, de hecho, una forma segura de enviar información médica, sin necesidad de preocuparse por comprometer la privacidad.

Al igual que sus visitas al médico de familia, cada consulta con nuestros profesionales de la salud sigue siendo totalmente confidencial. Solo tú y tu equipo de atención médica pueden acceder a la información en sus registros médicos.

En Medeconsult, contamos con servicios de seguridad inteligentes como Microsoft Azure, que permite guardar la información médica protegida con confianza, controles de seguridad integrados y protección contra amenazas avanzadas que están en línea con los estrictos estándares de cumplimiento normativo de las ciencias biosanitarias.

Si deseas conocer más de cómo garantizamos la seguridad y privacidad de la información, te dejamos este artículo. La privacidad de un software médico en la nube. Una de las claves en la telemedicina.

 

MITO 5: La telemedicina es demasiado nueva para confiar

HECHO: La verdad es que la telemedicina solo parece nueva porque está creciendo en popularidad. De hecho, no es un campo nuevo.

La telemedicina se ha utilizado en diversas formas desde la década de 1960. Por ejemplo, los médicos pueden revisar los marcapasos por teléfono y se ha utilizado la teleradiología para verificar las IRM.

Sin embargo, lo nuevo son los crecientes usos de la telemedicina. A medida que la atención médica digital se vuelve más popular, una gama más amplia de personas la utiliza constantemente para atender muchos problemas de salud diferentes.

 

La telemedicina ha facilitado la comunicación y la interacción entre pacientes y médicos. Debido a la accesibilidad, es un medio eficaz de ahorro de tiempo y costos, entre visitas a la clínica.

Es posible que aún tengas algunas preguntas: ¿es efectiva la telemedicina? ¿Es fácil de conseguir? Podemos ayudarte a obtener las respuestas que necesitas. Contáctanos.