Si te preocupa tu presión arterial alta, tienes razón. La presión arterial alta se llama asesina silenciosa por una razón.

Aunque la presión arterial alta generalmente no causa síntomas, tiene un efecto devastador en la salud.

La presión arterial alta es la causa principal o contribuyente de más de 1300 muertes diarias en los EE. UU. Eso es alguien que muere casi cada minuto.

Es una de las principales causas de dos enfermedades más temidas, el ataque cardíaco y el accidente cerebrovascular, y también aumenta el riesgo de demencia e insuficiencia renal.

Estos números son aterradores, pero aquí hay algo aún más sorprendente.

Casi todas las muertes, enfermedades y discapacidades causadas por la presión arterial alta se pueden prevenir.

Simplemente no lo estamos haciendo.

Enumeramos las 3 cosas más importantes para tener bajo control la presión arterial.

  1. Conoce tus números.

Si es posible, controla tu presión arterial en casa. Los brazaletes de presión arterial automáticos confiables (los que se envuelven alrededor de la parte superior del brazo) son económicos y están ampliamente disponibles.

Controlar regularmente tu presión arterial en casa, es de vital importancia.

Te convertirá en tu propio experto en presión arterial y te ayudará a guiar a tu médico en las mejores opciones de tratamiento para tu presión arterial.

Habla con tu médico sobre la frecuencia con la que debes medirte la presión arterial y cuándo.

Una recomendación importante es: Sentarse en silencio durante 5 minutos antes de tomarla, vaciar tu vejiga de antemano y esperar al menos 30 minutos después de hacer ejercicio, fumar o beber cafeína.

  1. Trata la causa de tu presión arterial alta.

Si tuvieras un grifo de cocina que no funciona correctamente, no lo tratarías con un trapeador. Cerrarías el grifo.

La misma lógica se aplica al tratar tu presión arterial. Si tienes una causa, el mejor tratamiento será eliminarla.

Las causas comunes de presión arterial alta incluyen:

  • Estilo de vida sedentario: incluso niveles modestos de actividad pueden reducir tu presión arterial y minimizar los medicamentos.
  • Consumir alimentos altamente procesados, especialmente si tienen un alto contenido de sodio
  • Tener un peso poco saludable: perder entre un 5% y un 10% de su peso puede reducir tu presión arterial tanto o más que cualquier medicamento.
  • Exceso de alcohol: más de una bebida al día puede aumentar tu presión arterial.
  • Apnea del sueño no tratada: los expertos estiman que entre el 30% y el 50% de las personas con presión arterial alta padecen apnea del sueño, la mayoría sin tratamiento.

Si roncas, no te despiertas sintiéndose descansado o si tu pareja nota que dejas de respirar periódicamente mientras duermes, pregúntale a tu médico si debes hacerte un chequeo para detectar apnea del sueño.

  • Aldosteronismo primario: este es un problema hormonal que alguna vez se pensó que era bastante raro, pero investigaciones recientes han demostrado que es relativamente común.

Si tu presión arterial no está bien controlada con varios medicamentos, pregúntale a tu médico si los niveles altos de aldosterona podrían ser la causa.

Habla con tu médico sobre lo que puede estar causando tu presión arterial alta.

Ciertamente, la genética es importante, pero los expertos estiman que la mitad o más de la presión arterial alta es causada por factores sobre los que tenemos control.

  1. Toma tus medicamentos.

Si tu presión arterial es regularmente superior a 130/80, incluso después de hacer todo lo posible para tratar las causas de la presión arterial alta, no tomar tus medicamentos para la presión arterial te pone en mayor riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y muerte prematura.

Los medicamentos para la presión arterial de primera línea son eficaces, económicos y tienen un riesgo bajo de efectos secundarios.

Es de vital importancia trabajar con tu médico para tener una estrategia para tratar tu presión arterial.

Aunque la presión arterial alta a menudo no causa síntomas, sus efectos en la salud son potencialmente devastadores.

Pero tiene más control del que te imaginabas para reducir el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y muerte prematura.

Si sigues los tres pasos anteriores, estarás bien encaminado para controlar tu presión arterial y no convertirte en una estadística.

Nuestros especialistas médicos, pueden ayudarte a controlar tu presión arterial desde casa. Conoce a nuestros especialistas, ingresa aquí.