Una segunda opinión puede hacer la diferencia: 43 años sin caminar por un diagnóstico médico errado

Rufino Borrego tenía 13 años cuando le diagnosticaron una distrofia muscular incurable y pasó los siguientes 43 años postrado en una silla de ruedas hasta que una neuróloga descubrió que el diagnóstico estaba errado. Borrego, quien vive en el pueblo de Alandroal, en el sureste de Portugal, padecía en realidad una miastenia congénita, un simple medicamento contra el asma, indicado para el tipo de enfermedad que padecía Borrego, le devolvió la capacidad de caminar.

Consulta el artículo completo en:  Daily Mail.co.uk

Tabla de contenidos

Artículos relacionados

Descubre el blog de medicina online más completo

Mantente informado con recursos médicos confiables, revisados por expertos.

¿Quieres que te envíe directamente los recursos que son realmente necesarios para ti en este momento?